Guía Práctica para Despertarse Temprano

 
clock2.jpg

GUÍA PRÁCTICA PARA DESPERTARSE TEMPRANO 

 

Aceptémoslo: despertarse con el tiempo contado y salir corriendo de la casa no es la forma más relajante para empezar el día. Amanecer con prisa, generalmente es sinónimo de estrés y mal humor. No nos malinterpretes, dormir es genial. Pero dedicar parte de tus mañanas a hacer actividades que te gusten como: prepararte un desayuno delicioso, tomarte un café, leer un poco, salir a correr o sacar a pasear a tu perro… pueden hacer que el tono de tu día se vuelva más agradable, tu humor sea más positivo y tu productividad mejore.

Porque te amamos, escribimos una guía práctica para que puedas despertarte temprano y aprovechar tus mañanas.


- LA NOCHE ANTERIOR -

  • Cena temprano: por lo menos dos horas antes de irte a la cama, para que tu cuerpo tenga tiempo de digerir. Si estás acostumbrada a cenar tarde, come un snack por la tarde para que tu cena sea más ligera y por lo tanto requiera de menos tiempo para ser digerida.
     
  • Acuéstate a tiempo: Es obvio que necesitas estar bien descansada si quieres madrugar al día siguiente. Calcula cuántas horas de sueño necesitas para saber a qué hora tienes que acostarte. Todos somos diferentes, pero por lo general se recomiendan de 7 a 8 horas de sueño por noche.
     
  • Adiós pantallas: Procura apagar todas las pantallas una hora antes de tu hora de dormir. Así no caerás en la tentación de ver toda la nueva temporada de tu programa favorito o de revisar tu celular hasta el cansancio. Además, apagar el brillo de las pantallas por la noche le ayudará a tu cerebro a descansar mejor.
     
  • Crea un plan de acción: Levantarse temprano solo por levantarse temprano no tiene mucho sentido. Empieza por hacer una lista de las cosas que quieres hacer durante tu mañana para motivarte y saber exactamente cuales son las recompensas que te estarán esperando al despertar. Puedes empezar respondiendo estas preguntas:
    - ¿Cuáles son los beneficios de levantarme más temprano?
    - ¿Para qué quiero levantarme más temprano?
    - ¿Qué quiero hacer por la mañana?
     
  • Poquito a poco: Programar tu alarma para que suene dos horas más temprano de un jalón puede sonar como una buena idea a la hora de acostarse, pero al día siguiente probablemente vas a batallar para salir de la cama. Puedes iniciar programando tu alarma en incrementos de 30 minutos por semana. Piensa que un mes ya estarás levantándote dos horas más temprano.

 - POR LA MAÑANA -

  • Muévete: Evita el snooze dejando tu celular o alarma en otro cuarto o lejos de tu cama, para que tengas que levantarte a apagarla. Te prometemos que este truco funciona. Lo importante aquí es tener fuerza de voluntad para no regresar a la cama una vez que hayas apagado la alarma.
     

  • Hidrátate. Tan pronto como apagues tu alarma, tómate un vaso grande de agua para que tu cuerpo recupere el agua que perdió durante la noche y te sientas alerta y con energía. Pro tip: ponle unas gotitas de limón a tu agua para que tenga mejor sabor y recibas un poco de vitamina C.
     

  • Prende las luces: O abre las ventanas de tu cuarto para que la luz de la mañana te anime y te ayude a despertar.
     

  • Comienza con tu nueva rutina: Ahora sí, empieza a disfrutar de tu mañana productiva. Y si no se te ocurre que puedes hacer con tu tiempo extra, te dejamos algunas opciones:

    - Prepárate un desayuno sano y delicioso.
    - Tómate un café o té.
    - Medita un poco y estírate.
    - Escucha un Podcast que te guste.
    - Haz una lista de lo que tienes que hacer durante el día.
    - Dibuja o colorea.

    - Pon una playlist que te encante.
    - Lee las noticias sin prisa.
    - Ve un capítulo de tu serie favorita.
    - Tiende tu cama y recoge un poco tu cuarto.
    - Sal a caminar por tu colonia.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan para cambiar de hábitos y tener una mañana más feliz y productiva. ¿Cuáles son tus tips para levantarte de buen humor? ¡Compártelos en los comentarios!