Las Heroínas De México

 
 
PATRIA.jpg

Las Heroínas De México

Conoce a algunas mujeres que lucharon en la Guerra de Independencia.



Luisa_en_La_Dama_de_las_Camelias.jpg

1. Luisa Martínez.

Nacida en Erongarícuaro Michoacán, Servía a los guerrilleros insurgentes, les proporcionaba noticias oportunas, víveres, recursos, y les enviaba además comunicaciones de los jefes superiores. Se le persiguió y más de cuatro veces fue encarcelada y multada hasta que al fin no pudo satisfacer la cantidad de cuatro mil pesos que le exigía Pedro Negrete, y fue fusilada por orden de este en la parroquia de Erongarícuaro, en el año de 1817.



2. María Josefa Martínez Navarrete.

Michoacana que comandaba tropas vestida de hombre, en la zona de Orizaba. Sólo usaba su traje de mujer para entrar a Córdoba, Orizaba y Puebla y averiguar los movimientos de las tropas realistas.


3. María Manuela Molina.

Originaria de Taxco y de herencia indígena, Manuela participó en las campañas de Morelos. Se le concedió el cargo de capitana, participando en siete batallas y logrando poner en fuga a los realistas.

Antonia_Nava_de_Catalán.jpg

4. Antonia Nava de Catalán.

Nacida en Tixtla Guerrero y esposa del militar Nicolás Catalán. Al pasar cincuenta días resistiendo en la Sierra Madre, pasando hambre y perdiendo la esperanza, hasta que Antonia armada de valor, se presentó ante Nicolás Bravo junto con un grupo grande de mujeres y le dijo:


«Venimos porque hemos hallado la manera de ser útiles a nuestra Patria. ¡No podemos pelear, pero podemos servir de alimento! He aquí nuestros cuerpos que pueden repartirse como ración a los soldados».

Y al mismo tiempo sacó del cinto un cuchillo y se lo llevó al pecho: cien brazos se lo arrancaron. Aunque el sacrificio no se llevó a cabo, la intención sirvió para elevar la moral del ejército.

5. Altagracia Mercado.

Originaria de Hidalgo, fue líder y creó su propio ejército insurgente. Fue una estratega reconocida debido a su valor y entrega. En su última batalla, ella continuó luchando aún y cuando no quedaba nadie de su batallón en pie. Su coraje fue reconocido por el ejército español al perdonarle la vida al considerar que mujeres como ella no debían morir.




 
Lila Miller